Los más visitados

En la misma Plaza Vescovado donde se eleva el Domo, se puede distinguir un antigua torre que en el pasado tenia la función de avisar y defender de posibles ataques a la magnifica Villa Rufolo. La villa se empezó a construir en Mil Doscientos y en el curso de los tiempos perteneció a la potente familia Rufolo y después a los Confalone, a los Muscettola, a los D`Afflitto y, finalmente, en la mitad de Ochocientos, al escocés Francis Neville Reid.

Su visionaria creación se debe a un lord ingles. Su historia es poco meno rara pero sin dudas alguna el resultado es muy fascinante. El lugar donde surge la villa es de antigua edificación: dueña de las tierras, donde ante se levantaba una gran finca rustica, era la familia Acconciagioco. En 1904 fue adquirida por el lord ingles William Beckett que fascinado por la obra del ravelese Nicola Mansi ( ni arquitecto, ni ingeniero, solo… sastre),supo edificar una construcción de increíble belleza, mezclando estilos y épocas, elementos étnicos y culturales, piezas antiguas y recuerdos de viajes exóticos.

El edificio presenta en la parte delantera tres antiguos portales de mármol: el central esta cerrado por la celebre puerta de bronce creada en 1179 obra de Barisano da Trani. Sobre todo el territorio italiano, en total se encuentran un par de docenas de puertas de bronce y la de Ravello es una de las mas importante: de las 54 formas rectangulares que la decoran, con figuras esculpidas, una lleva el nombre del noble ravelese Sergio Muscettola, que la donó, y el de su familia. El interior, dividido por tres pasillos y tres ábsides, tiene la particularidad de presentar el suelo fuertemente inclinado verso la plaza, con el fin de obtener un efecto prospectico de mayor profundo.

Diseñado por el arquitecto brasileño, el Auditorio Oscar Niemeyer fue inaugurado en enero de 2010 y surge sobre una superficie escarpada que se asoma directamente sobre el espléndido panorama de Ravello. El edificio cubre un área de 1500 m2 e incluye un auditorio con un aforo de cuatrocientas butacas, un palco semicircular y una sala predispuesta como estudio de grabación. Se accede al auditorio desde una plaza alargada que permite disfrutar, al mismo tiempo, del panorama maravilloso y del edificio sorprendente.

 

Ravello Festival
& Villa Rufolo

El palco de Villa Rufolo como usted nunca ha visto
Ver el Video